Ir al contenido de la página
Centro de Interpretación de la NaturalezaCentro de Interpretación de la NaturalezaCentro de Interpretación de la Naturaleza

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LA NATURALEZA
Arévalo | Casco urbano | Ribera | Pinares | Llanura cerealista

Centro Interpretación de Naturaleza "Ribera"

Estos aparentemente desordenados y salvajes enclaves constituyen un ecosistema compuesto por chopos y sauces junto con un gran numero de zarzas que acompañan a los ríos que protegen Arévalo: el Adaja y el Arevalillo. Además enriquecen con su belleza el paisaje, sirviendo de refugio de muchas aves como garzas, patos, aviones zapadores, abejarucos y lavanderas.

Los bosques ribereños o de galería son además importantes zonas de cría y corredores migratorios para todo tipo de aves insectívoras como ruiseñores y oropéndolas, entre otras.

En estos ríos se encuentran algunas cárcavas y cortados fluviales donde puede llegar a criar el Halcón peregrino, el ser más rápido del planeta.
Pero la existencia de laderas en algunas partes del río permite que aparezca una variedad botánica de gran interés, con presencia de enebros, encinas, majuelos y frutales silvestres procurando alimento, con sus frutos, a multitud de especies animales.