Con el reinado de Isabel II, llegan los caminos de hierro, y se constituye la "Compañía de los Caminos de hierro del Norte de España", con participación de capital francés y tecnología netamente francesa. El proyecto consistía en la comunicación de Madrid con Francia por Irún. En abril de 1857 se inician las obras del tramo Valladolid-Medina del Campo; cuando el 3 de septiembre de 1860 circula el primer tren, ya están casi finalizadas las del tramo Medina del Campo-Sanchidrián, que fueron iniciadas a principios de 1858. El 25 de noviembre de 1860 llega a nuestra ciudad el primer tren de viajeros procedente de Valladolid, compuesto por dos coches de segunda clase, cinco de tercera y uno de equipajes. Fue un verdadero acontecimiento en el que toda la población se dio cita en la estación.

El día 1 de junio de 1863, se había llegado a Madrid. En 1866 circuló el primer tren de Madrid a Irún.

El magnífico Puente del Ferrocarril que cruza el Adaja poco más abajo de la fortaleza, es obra del ingeniero francés Santiago Bergonier, bisabuelo de nuestro paisano Emilio Romero.

En el plano de Arévalo que publica Montalvo, de 1870 figura una salida del casco urbano a la Estación de Madrid. El año 1898 se pone la vía doble entre las estaciones de Valladolid y Avila.

Hasta la llegada de la máquina de vapor, funcionaron las diligencias de la compañía "La Vitoria-Burgalesa-Castellana", con parada de postas de la linea Madrid-Coruña, en la Plaza del Arrabal, en el sitio de "La Bola Gorda" y junto a la Fuente del Arrabal que fue construida en 1586.

Tras el desgraciado accidente sufrido en su estación la noche del 11 de enero de 1944 y por la humanitaria labor de toda la ciudad en socorro de las numerosas víctimas, por Decreto del 28 de diciembre de 1945, se concede la Gran Cruz de Beneficencia con distintivo negro y blanco y el título de Muy Humanitaria.

Con Motivo de otro trágico accidente en 1989, de nuevo se entrega la ciudad. En reconocimiento por ello, se instala una preciosa máquina de vapor, monumento al ferrocarril, en el Parque Infantil de Tráfico, con la siguiente inscripción: Locomotora de vapor cedida por RENFE a la Muy Humanitaria Ciudad de Arévalo en reconocimiento al ejemplar comportamiento mostrado siempre con el ferrocarril. Arévalo, 21 mayo 1990.

El Ferrocarril