Juan II muere en Valladolid el 21 de julio de 1454 y en su testamento destacan las cláusulas relativas a la educación, dotación y conducción a la Corte de sus dos últimos hijos: "...Mando que la dicha Reyna, mi muger, sea Tutriz y administrador de los dichos Infantes don Alonso y doña Isabel, mis hijos e suyos, e de sus bienes, fasta tanto que dicho Infante sea de edad complida de catorce años, e la dicha Infante, de doce años e que los rija e administre con acuerdo e consejo de los dichos Obispo de Cuenca e Prior fray Gonzalo mis confesores e del mi Consejo..." "...E quiero e mando que los dichos Infantes mis fijos se críen en aquel lugar o logares que ordenare la dicha Reyna mi muy cara e muy amada mujer...

Aunque la Reina viuda tenía el señorío de la ciudad de Cuenca y las villas de Arévalo y Madrigal, en el testamento confirma expresamente la posesión de la villa de Arévalo.

Con ocasión de las honras fúnebres por el rey Juan II y la proclamación del rey Enrique IV, se celebró en la iglesia de San Martín el 28 de julio de 1454 la ceremonia denominada "llantos y alegrías" que las crónicas refieren así: "era día de domingo y los justicias, regidores y escribanos, caballeros, hijosdalgo y plebeyos todos juntos e judíos y moros, después de quebrar los escudos del rey fallecido, tornaron a la plaza de San Martín haciendo gran llanto antes de que entrasen en la iglesia, quebrando el cuarto escudo sobre unas piedras redondas y todos así juntos se entraron en la iglesia... ...y así salieron de la dicha iglesia por la puerta que llaman de los cristianos y cabalgaron los caballeros en sus caballos y la gente de la villa, e moros y judíos haciendo todos muchos momos..."

Estando Enrique IV en Cuéllar "E el rey se partió para Arévalo, e desde ally determino de enbiar a Portugal por su enbaxador sobre este caso a Fernan Lopez del Orden..." para gestionar su boda con Juana, hermana del Rey de Portugal, "porque ya días avie que era fecho divortio entrel e la prinçesa doña Blanca de Navarra"

Algunos autores dicen que Enrique IV celebró Cortes en el Real Convento de San Francisco, en 1455, pocos meses después de su elevación al trono.

Pero según otras crónicas, lo que se celebró fue Reunión del Consejo, donde se acuerda entre otras cosa, reanudar la reconquista. "...el rey, mando a los de su consejo e a sus contadores mayores, que estoviesen en la villa de Arevalo porque ally se ficiese la librança de tierras e merçedes, e raçiones e quitaciones, e limosnas, e se diese horden en la paga del sueldo para la gente que tenie hordenada de llevar a la guerra"

MUERTE DE JUAN II