De la cultura romana tenemos en nuestra ciudad pocos restos aunque suficientes para poder atestiguar la permanencia del núcleo habitado, como son un pequeño puente camino de la Vega, sillares funerarios de granito, algunos son berracos mutilados y restos de la calzada del s. II que desde Ávila se dirigía al Duero paralela al Adaja.

Por otra parte, fuentes de carácter tradicional señalan que la desaparecida iglesia de S. Pedro se erigió en los restos de un templo dedicado a la diosa Minerva.

Se dice que la Iglesia del Salvador

la erigío el Emperador Constantino, que el castillo se construyó sobre una atalaya y que el puente de los Barros es una reconstrucción medieval del anterior romano.

En las proximidades, tenemos más restos tangibles del paso de esta civilización, como los de la presa sobre el Arevalillo en el lugar denominado "Pradera de los huevos" y los de varias villas de época tardía, la de Almenara de Adaja, Magazos, Bercial, La Dehesa etc., que nos hablan de la población prerromana latinizada.Topónimos de esta época son Costançana, Fuentquilana, Mambles, Palazuelos etc.

 

Del paso los visigodos no tenemos más indicios que un sarcófago que bien pudiera ser de esa época y que se encuentra recogido en dependencias municipales; así como en la comarca, los restos hallados en Bercial, Gutierremuñoz y Adanero. Los historiadores dicen que permaneció la población principalmente agrícola en los núcleos rurales o villas romanas hasta la llegada de los árabes. Topónimos germánicos son Palacios de Goda y Cisla...

Del Libro "ARÉVALO Y SU TIERRA" Ricardo Guerra. Carlos Oviedo. Ricardo Ungria. Pablo Delgado. Pedro C. Del Rio.